Entre los objetos requisados también se cuenta armamento de la Guerra del Pacífico, sumado a otras piezas de valor arqueológico y paleontológico.

(Emol.com).- Ocho estatuas de mármol pertenecientes al Cementerio General, dos esculturas de hierros que adornaban el cerro Santa Lucía, dos cofres de plata de la Iglesia de San Francisco y la figura denominada “La República”, desaparecida el año 2003 desde la Plaza Rubén Dario en Valparaíso, fueron parte de los históricos objetos encontrados en la hacienda “La Punta”, en la comuna de San Francisco de Mostazal, tras un allanamiento de la PDI.

Hasta la propiedad del empresario agrícola Raúl Segundo Carlos Teodoro Schuler Gatica llegaron ayer los funcionarios de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y el Patrimonio Cultural (Bidema), quienes irrumpieron en el predio tras la sospecha de que “La República” se encontraba en el lugar.

Entre los objetos requisados también se cuenta armamento de la Guerra del Pacífico, sumado a otras piezas de valor arqueológico y paleontológico.

Desde la PDI explicaron que aún se están realizando diligencias para aclarar cómo fue que estos objetos terminaron en dicho lugar, no descartándose que se trate de robos por encargo. Aún no hay detenidos producto del hecho.

Será formalizado

Lo anterior mantiene al Ministerio Público con los ojos puestos sobre Schuler, a quien la fiscalía de O’Higgins le imputa, de momento, delitos por receptación e infracción a la Ley de Monumentos, por los cuales será formalizado.

“El imputado es Raúl Schuler, propietario de los inmuebles donde estaba las especies en su interior. Los delitos investigados son por infracción a la Ley de de Patrimonio y Monumentos, receptación en carácter reiterado y está en duda una situación relacionada con armas incautadas en el lugar; hasta el momento no hay documentación”, señaló al diario La Segunda el fiscal a cargo de la indagación, Sergio Moya.

Por ello el persecutor precisó que Schuler “está en calidad de imputado y se va a solicitar la audiencia de formalización en el Juzgado de Garantía de Graneros. Falta aclarar el punto del armamento para imputar por infracción a la Ley de Control de Armas”.

Restaurador, amante de los caballos y la historia

Cerca del año 1890 el arquitecto Alberto Cruz Montt, junto a su socio Ricardo Larraín Bravo, levantaron la casona principal del predio que hoy cuenta con un parque de 43 hectáreas.

A partir de 1950 y tras una seguidilla herederos, la propiedad habría ido cayendo en el deterioro y abandono, hasta que fue adquirida por Schuler a mediados de la década de los 80.

El nuevo dueño fue restaurando la vivienda y el parque que la envuelve, el cual fue diseñado por el francés Georges Dubois Rottier, el mismo que hizo el Parque Forestal.

Algunas de las estatuas que aparecieron eran parte de los objetos que adornan los jardines.

El hombre de 74 años es socio de la firma Agrícola La Punta Limitada, siendo el representante legal de la compañía.

Además ha tenido una destacada trayectoria en los que es la crianza de caballos árabes en Chile.

De hecho, es miembro de la Asociación Chilena de Caballos Árabes y tiene un criadero llamado Haras Casas de la Punta.

Según consignó La Segunda, cercanos al empresario lo describen como un coleccionista amante de la historia.

Participó en el salón de Anticuarios 2018 y ha mostrado interés por temas de conservación.

Desde el 2014 ha enviado algunas cartas a El Mercurio para dar cuenta de su preocupación por el estado de la basílica del Salvador, templo católico ubicado en la intersección de las calles Huérfanos y Almirante Barroso en Santiago.

“Me pregunto qué pasa con la basílica del Salvador. Desde el terremoto de 1985 que se ha dejado totalmente abandonada, es una pena como está. Es un gran patrimonio de Chile que urge reparar lo antes posible”, señaló en una de sus misivas, en las cuales llama a seguir algunos ejemplos internacionales de restauración de templos históricos.