La escultura se ubicaba originalmente en el Paseo Rubén Darío y estuvo desaparecida desde el año 2003. Fue detectada junto a diversas piezas de la Ciudad Puerto y Santiago en un fundo de San Francisco de Mostazal.

En el marco de una histórica incautación de piezas de arte en un fundo de la localidad de San Francisco de Mostazal, en la Región de O’Higgins, la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y el Patrimonio Cultural (Bidema) de la PDI dio con el paradero de la estatua La República, que originalmente se ubicaba en el Paseo Rubén Darío de Playa Ancha y cuyo rastro se perdió en 2003.

Detectives dieron con su paradero tras una carta publicada en El Mercurio de Valparaíso, donde se daba cuenta de la existencia de la escultura y que posteriormente sirvió como pista para hallar esa y otros objetos de incalculable valor provenientes de diversos puntos de la Ciudad Puerto y Santiago.

El jefe de Bidema, Pablo Ibarra, señaló a Canal 13 que “esto nace a raíz de una publicación en el diario, donde aparecían dos fotografías, una antigua y una nueva, que tenían en su centro una estatua. Una persona escribió que esta estatua fue robada en 2003 y que hoy se encontraría en manos de un extraño”.

La PDI, en coordinación con la Fiscalía de Alta Complejidad de Rancagua, concretaron el retiro de variadas piezas, entre las que destacaba la conocida “La República”.

“Esta estatua mide alrededor de 1,23 y se encontraba en una altura de 1,20 metros, y con alrededor de un 180 kilos de peso, no es fácil sacarla o moverla”, añadió el efectivo.

La Estrella de Valparaíso conversó paralelamente con quien envió las fotografías, Lautaro Triviño, quien explicó que recibió la imagen por otra persona. “Me dio la impresión que estaría en un predio del sur. Envié la foto a los medios y ahí el comisario de la Bidema (Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural) de Santiago la vio, me contactó y empezó a investigar”.

Uno de los aspectos que lo hizo sospechar fue que “La República” de Valparaíso originalmente tenía una cadena en la mano izquierda, pero que fue robada antes de su desaparición, al igual que la escultura encontrada en la Región de O’Higgins.