Una entretenida jornada de difusión de la Ley de Convivencia de Modos realizó el martes 13 de noviembre en Rancagua el Secretario Regional Ministerial (Seremi) de Transportes y Telecomunicaciones  Hans González, junto a Daniel Umaña, Coordinador Regional OHiggins de Conaset (Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito), Daniela Miranda, Secretaria Ejecutiva de la Asociación de Municipalidades de la Región de O’Higgins (MURO’H) y otras autoridades.

Así fue como se respondieron diversas consultas tanto de peatones como también de ciclistas y automovilistas quienes transitaban por la intersección de calle Germán Riesco con avenida Ramón Freire, sobre la Ley que entró en plena vigencia el 11 de noviembre de 2018, “Mostramos cuales son los implementos de seguridad que deben utilizar los ciclistas; Por dónde deben transitar, cuáles son sus derechos y obligaciones. Asimismo, el correcto uso de los cascos protectores y el respeto de los automovilistas hacia los medios más vulnerables”, explicó el Seremi Hans González. Destacó el apoyo dado por la MURO’H, que permitirá llegar a todas las comunas de la Región para informar a la ciudadanía sobre los alcances de la nueva Ley.

“Es excelente para nosotros poder participar en la difusión de ésta Ley y también hacerla respetar nosotros por parte de los ciclistas. Compartimos toda la información que se ha entregado desde la Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones”, destacó por su parte Daniela Miranda, secretaria ejecutiva de la Asociación de Municipalidades de la Región de O’Higgins, quien además representa a un grupo de ciclistas y entusiastas del cicloturismo establecidos en Doñihue y Coltauco.

Para responder  a la necesidad de regulación frente al crecimiento del parque automotor y al aumento de los viajes en bicicleta, la Ley de Convivencia de Modos busca equiparar el espacio vial que comparten los distintos modos de transportes, poniendo especial atención en la seguridad de aquellos medios de transportes más vulnerables como ciclistas y peatones y así desarrollar ciudades amigables.

Así es como se introduce el concepto de “ciclos” (que agrupa a bicicletas, triciclos, patines, patinetas, scooters y todo tipo de vehículos no motorizados de una o más ruedas que sean propulsados por la fuerza de una persona). Para evitar los recurrentes atropellos de peatones en veredas o el riesgo que actualmente corren los ciclistas en vías donde transitan autos, la ley estipula que deberán circular por una ciclovía siempre que exista y en caso de no existir deberán hacerlo por la pista derecha de la calzada, excepto cuando haya una pista exclusiva para el transporte público.

En el caso de que los usuarios sean menores de edad, adultos mayores, personas con capacidades diferentes o adultos que transporten menores de 7 años, si podrán transitar por la acera. Para ordenar las vialidades, la ley establece que los vehículos motorizados deben mantener una distancia de 1,5 metros durante el adelantamiento de ciclos, así como la obligación de los ciclos de facilitar esta maniobra.