La indicación ingresada por los diputados DC Raúl Soto, logró destrabar la tramitación del Proyecto de Ley de Teletrabajo y busca garantizar los tiempos de descanso de los trabajadores, tal como ocurre en diversos países del mundo, no superando las 12 horas diarias.

Luego de tres meses de discusión, la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, aprobó y despachó el proyecto que regula el trabajo a distancia, con una indicación impulsada por los diputados de la DC Raúl Soto – aprobada por unanimidad -, que busca incorporar, por primera vez en la legislación laboral, el derecho a desconexión para quienes optan por realizar sus labores fuera de la oficina a través de la modalidad del teletrabajo.

La indicación aprobada, según el diputado Soto, señala que “si la naturaleza de las funciones del trabajador a distancia así lo permite, las partes podrán pactar que el trabajador distribuya libremente su jornada en los horarios que mejor se adapten a sus necesidades, respetando siempre los límites máximos de la jornada diaria y semanal; esto es no más de doce horas al día y no más de 45 horas a la semana”.

El parlamentario DC agregó que “si los servicios se prestan mediante la utilización de medios tecnológicos, informáticos o de telecomunicaciones, o bien, cuando los servicios prestados deban reportarse mediante tales medios, las partes podrán acordar que el trabajador quede excluido de la limitación de jornada de trabajo de conformidad con lo señalado en el inciso cuarto del artículo 22, debiendo en tal caso el empleador garantizar el derecho a desconexión de los trabajadores, tomando todas las medidas necesarias que permitan que el trabajador goce de tiempos en los cuales no estará obligado a responder comunicaciones, órdenes u otros requerimientos de su empleador, respetando su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como su intimidad personal y familiar”.

Cabe señalar que el empleador deberá elaborar una política interna para fijar las modalidades del ejercicio de este derecho de desconexión y la forma en la cual se va a garantizar. Esto debe constar en el reglamento interno de la empresa y posteriormente ser registrado en la inspección del trabajo.