Es una visión generalizada: a lo largo de sus años como trabajadores agrícolas, nunca habían visto en la Región de O’Higgins una granizada como la que ocurrió este lunes.

A raíz del evento, producido por una baja segregada (núcleo frío en altura) que se combina con una vaguada, según Meteorología, los productores de frutas y hortalizas de la zona tuvieron millonarias pérdidas.

Enrique Concha, vicepresidente de Viveros Requinoa, productora de almendras, cerezas, nectarines, duraznos, ciruelas, peras, manzanas y uvas, comentó que la compañía perdió 250 hectáreas de cosecha.

“Esto es un daño grande (…) es muy, muy grave”, dijo el ingeniero agrónomo agregando que “tengo 73 años, llevo más de 50 años trabajando aquí, y jamás había visto esto”.

Además, concordó con los dichos del ministro de la materia, Antonio Walker, de que esta situación afectará en el empleo: “Sin duda que toda esa fruta perdida no va a requerir de trabajadores, pero prefiero no creer que esto es un problema a nivel nacional”.

En tanto, un agricultor de Rancagua señaló a TVN que “tenemos 50 hectáreas y las 50 están totalmente con pérdida”. También dijo que ha visto “varias granizadas, pero normales, de este tamaño no”.

Por su parte, el alcalde (s) de Codegua, Andrés Gonzalo, reveló, en conversación con Emol, que “todavía no hemos desarrollado un catastro, sí nos hemos estado coordinando con el Ministerio de Agricultura y esperamos hacer un recorrido en conjunto para que se percate de la situación de la comuna”.

“Obviamente vamos a pedir ayuda porque hay pequeños agricultores que invirtieron todo su capital en algo que no van a tener frutos, eso nos complica bastante”, agregó.

En esa línea, detalló que “vamos a entablar una mesa en conjunto con la gente de Prodesal (Programa de Desarrollo Local) para que podamos encontrar soluciones en conjunto que pueda ir en una real ayuda de los agricultores”.

El también administrador municipal afirmó que “como municipio somos apoyo en cuanto a demandas sociales, pero en estos eventos no tenemos un financiamiento ni recursos como para poder transferir directamente”.

Para los expertos, se trata de un evento riesgoso para la economía local que se podría repetir. Así lo afirma el académico del Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología (Citra) de la U. de Talca, Patricio González.

La particularidad de la granizada radicó en la intensidad y el corto plazo, y advirtió que las lluvias combinadas con humedad tienen el riesgo de producir enfermedades fungosas en las viñas.

“Nuestra recomendación es que los productores del campo tomen medidas necesarias para proteger sus frutos, porque se espera que este evento pueda repetirse luego de la segunda quincena de noviembre”, señaló.