Investigación realizada por la Universidad de Talca apuntó a la barrera idiomática como el principal obstáculo a la hora de buscar un espacio en el mercado laboral chileno.

En medio de la masiva llegada de inmigrantes registrada en el país durante los últimos años, aquellos provenientes de Haití se consideran los más perjudicados a la hora de buscar trabajo, según se desprende del estudio “Haitianos en Chile: integración laboral, social y cultural”, realizado por el Centro Nacional de Estudios Migratorios (Cenem) de la Universidad de Talca.

Según explicó el director de la entidad, Medardo Aguirre, el sondeo realizado entre originarios de la nación caribeña residentes en la Región Metropolitana mayores de 18 años, evidenció que “el 86% percibe mayores dificultades para encontrar empleo respecto a personas de otras nacionalidades”.

A juicio del investigador, este resultado se explica en gran medida por la barrera idiomática, que el 60,1% reconoció como el principal obstáculo al momento de enfrentar el mercado laboral chileno.

“Al llegar al país el 53,1% de los encuestados reconoció tener un mal manejo del idioma español, el 32,1% dijo que era regular y solo el 14,8% reconoció un buen manejo. Dado que sus principales interacciones sociales son con personas de su misma nacionalidad, el manejo del lenguaje se ha convertido en una dificultad tanto en el plano de las relaciones interpersonales como en la búsqueda de empleo, haciendo más difícil el proceso de integración”, comentó Aguirre.

Entre la población haitiana quienes logran una ocupación lo hacen principalmente en la categoría de trabajo no calificado (30,7%), grupo en el cual un 32,1% reconoció no tener un contrato escrito en tanto que el 34,3% dijo contar solo con uno de carácter temporal.

“Además, el 76,6% declara que su trabajo actual es muy distinto respecto al que tenía en su país de origen, el 74% dice percibir ingresos menores a $400.000 y, más del 30% se encuentra desempleado”, acotó el investigador.

DISCRIMINACIÓN

El director del Cenem señaló que entre los encuestados el 48% declaró haberse sentido discriminado.

“Respecto de las instancias en que han experimentado este tipo de vivencias, el 40,6% mencionó que fue al solicitar trabajo; un 37,5% en el lugar de trabajo; otro 34,4% lo padeció en el transporte o vías púbicas y un 20,3% al momento de arrendar o comprar una casa”, indicó.

Respecto a la integración social, el 59,1% reconoció que su círculo más cercano está principalmente conformado por personas de su misma nacionalidad más que de chilenos. “Otro grupo no menor, el 25,7%, dijo que se relaciona solo con haitianos, en tanto que apenas el 13,4% tiene más chilenos que haitianos como cercanos”, indicó.

En cuanto a los principales puntos de encuentro de la comunidad caribeña, Medardo Aguirre señaló que las organizaciones religiosas (63,3%) son las dominantes, seguida de los clubes deportivos y, las asociaciones de inmigrantes (19,6%).