Desafío Adulto Mayor

132

Escribe Marcela Ragni Vargas, Jefa de Carrera Técnico en Enfermería Santo Tomás Rancagua.

Estamos terminando el mes del Adulto Mayor, tras celebrarse el Día Internacional de las Personas Mayores el pasado 1 de octubre. Es importante señalar que nuestro país aún continúa con una gran deuda con nuestras personas mayores. Sin embargo, es bueno destacar que se han realizado avances importantes, como la promulgación de la “Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, realizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores el 1º de Septiembre del 2017, entrando en vigor el 14 de septiembre del mismo año. Esta convención reafirma la obligación de eliminar todas las formas de discriminación por motivos de edad y reconoce también que la persona, a medida que envejece, debe seguir disfrutando de una vida plena, independiente, autónoma, con salud, seguridad y participación activa.

Adoptar como país una convención amplia e integral contribuye paulatinamente a promover y asegurar el pleno goce y ejercicio de los derechos de las personas mayores y fomentar el envejecimiento activo en todos los ámbitos. Este envejecimiento activo y saludable es a lo que debemos avanzar como país y se define como: “el proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, mental y social, de participar en actividades sociales, económicas, culturales, espirituales y cívicas, y de contar con protección, seguridad y atención con el objeto de ampliar la esperanza de vida saludable y la calidad de vida de los individuos en la vejez y seguir contribuyendo activamente en su familia y comunidad”.

Divulgar esta Convención, fomentar una actitud positiva hacia la vejez y evitar el uso de imágenes estereotipadas es tarea de todos, así como también promover el reconocimiento de la experiencia, la sabiduría, la productividad y la contribución al desarrollo que nuestras personas mayores brindan a la sociedad. En esta línea, Santo Tomás ha adoptado el lema: “Transformar para impactar – Desafío Adulto Mayor” para motivar a la comunidad a generar innovaciones sociales que permitan mejorar la calidad de vida de los adultos mayores en situación de vulnerabilidad del país.