Indefinición en Campo de Hielo Sur

477

Escribe Samuel Fernández, Académico Facultad de Derecho, Universidad Central.


Octubre ha sido tiempo de límites, en La Haya con Bolivia, por la obligación de negociar, que ya no existe, y el Silala, con precisiones procesales. Ahora se agrega con Argentina el llamado Campos de Hielo Sur. Unos 150 kilómetros desde el monte Fitz Roy al cerro Daudet, remanente del diferendo arbitral en 1994 de Laguna del Desierto, no favorable a Chile, dentro de un extenso glaciar frente a Aysén y Magallanes. Se ha delimitado su parte norte, estando pendiente su parte sur. A pesar de las dificultades del terreno, ahora sería posible materializarla con la utilización de satélites, ubicando las más altas cumbres que dividen las aguas. Punto indefinido y sin un acuerdo formal de las Comisiones Mixtas de Límites.

El asunto ha sido activado por un mapa argentino que consigna la parte por ellos reclamada, sin contemplar la chilena. Según nuestras autoridades, hay diferencias en la escala utilizada y resulta inoponible para nosotros, pues no crea ni derechos ni obligaciones a las partes, al no tener carácter oficial. Sin embargo, se sabe que constituye, ojalá, el último problema fronterizo entre los dos países. Una señal clara de que debiera enfrentarse, con prudencia, pero sin tardanza. Las relaciones bilaterales que están en un momento muy positivo deberían ser aprovechadas.

Los temas limítrofes sin resolver tienen la potencialidad de transformarse en verdaderas controversias, a veces por sobre la voluntad de los países. Corresponde abordarlo acudiendo a los procedimientos del Tratado de 1984, que no contempla La Haya, y mantener a la ciudadanía debidamente informada.