La iniciativa liderada por las carreras de Administración de Santo Tomás Rancagua culminó su tercera versión en Machalí y ahora debuta en la comuna de Requinoa.

Marketing y finanzas son los contenidos que aborda la escuela de emprendimiento que Santo Tomás Rancagua ofrece a las jefas de hogar. Gloria Vilches Cataldo fue una de las mujeres machalinas que recientemente culminó los talleres que le entregaron nuevas herramientas para seguir con su negocio de diseño y confección de productos personalizados en spa, belleza y accesorios

“Lo que más yo valoro es el tema de contabilidad para la formalización del negocio. Para mí fue nuevo porque yo no sabía cuáles eran los trámites”, asegura Gloria. También destaca a los docentes y estudiantes de Santo Tomás que apoyaron este proceso: “Cada módulo fue súper claro y especifico, me dieron herramientas puntuales, al hueso. Los chiquillos son de otra generación, tienen otra visión, y cuando hacemos un análisis ellos te dicen cosas que a uno no se le habían ocurrido”.

Desde su experiencia como jefa de hogar, Gloria agrega: “Nosotros estamos en otra parada, preocupadas de la casa, de los niños, que nos alcancen las lucas para todo, los tiempos… uno no ve bien el entorno, entonces que te den nuevas visiones del mundo en que estás te ayuda a enfocar tu negocio de mejor manera”.

Un apoyo para el aprendizaje

El área de Administración de Santo Tomás Rancagua recientemente culminó la tercera versión de la escuela de emprendimiento para jefas de hogar en la comuna de Machalí. Ahora, comienza la primera con mujeres de Requinoa.

En estos talleres colabora David Arredondo, estudiante tomasino de Técnico en Administración. “Al principio teníamos dudas sobre si los aprendizajes que teníamos nos servirían para guiarlas y resultó que sí. Ahora nos sentimos preparados para esta segunda versión, más preparados y con más ganas”, comenta en nombre de sus compañeros.

Para todos, esta experiencia ha sido muy positiva dentro de sus carreras: “Conocer la realdad chilena de las mujeres emprendedoras nos servirá de cara al futuro, cuando enfrentemos el mundo laboral. Tener esta experiencia ahora, en el proceso de aprendizaje, es un valor agregado a la carrera que estamos cursando”, enfatiza David.

Este proceso culminará con una feria de emprendimiento que se realizará en Santo Tomás Rancagua (O’Carrol 63) donde las jefas de hogar podrán exponer sus negocios a la comunidad.