Urgenciólogos de Samu, especialistas en formación y alumnos de UOH conocieron dispositivo de comprensión toráxica automático.

La principal causa de fallecimiento en la región son las patologías cardiovasculares y es por ello que dentro de su trabajo habitual el Sistema de Atención Médica de Urgencia, SAMU, ha estado trabajando fuertemente en este tipo de atenciones y en particular en lo que se refiere a los paros cardiorrespiratorios, que requieren de rapidez y oportunidad en su atención.

En este marco, se incorporará un nuevo dispositivo, que estará a prueba en uno de los móviles avanzados de Samu, que es el “Autopulse”, que permite realizar en forma automática las compresiones toráxicas de la Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) “lo que permite liberal a los profesionales que realizan esta tarea, para realizar otras actividades, por ejemplo, en urgencias para buscar la causa del paro, hacer ecografías o trabajar con otros dispositivos”, explicó el médico urgenciólogo del centro regulador, Juan Pablo González.

En las oficinas del Centro Regulador se efectuó una capacitación -entregada por el ingeniero biomédico Sergio Viera- en la cual participaron tanto los urgenciólogos de SAMU, como los especialistas en formación de Medicina de Urgencias que están en el Hospital Regional, incorporándose además en esta oportunidad alumnos de la carrera de medicina de la Universidad de O’Higgins.

Asimismo, el profesional de Samu destacó que una de las mayores ventajas de este dispositivo es el poder trasladar al paciente, sin necesidad de dejar de hacer las comprensiones “tenemos casos en que el paciente necesita ir a hemodinamia a destapar una arteria y con este quipo podemos hacerlo incluso cuando el paciente sigue en paro, lo que hasta el momento es imposible realizar”. Explicó, además, que las comprensiones que hace el Autopulse son de “altísima calidad, al nivel de los mejores reanimadores, lo que da mayores posibilidades al paciente de salir del paro y quedar con menos secuelas, evitando el cansancio propio que esta tarea que tiene para nuestros funcionarios”.

De esta forma, SAMU continúa trabajando en mejorar la atención de los paros cardiorrespiratorios, lo cual se suma al RCP de alta calidad que ha implementado en la atención prehospitalaria, la incorporación de monitores especiales, el uso de ventilación no invasiva y la realización de trombólisis en los móviles avanzados en los casos de infarto al miocardio.