Una célula modificada adquiere la capacidad de dividirse sin ningún tipo de control u orden, por lo que produce más células iguales y genera un tumor.

El detectar a tiempo una enfermedad como el cáncer de mamas, trae consigo múltiples beneficios para la salud de quienes consultan y para sus familias, por lo que el Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), abordó diversas recomendaciones que pacientes y familiares no deben dejar de lado, haciéndose cargo de su autocuidado y evitando una enfermedad que cada día, causa más muertes en el país.

El cáncer es el resultado de mutaciones, o cambios anómalos en los genes que regulan el crecimiento de las células y las mantienen sanas. Los genes se encuentran en el núcleo de las células, el cual actúa como la «sala de control» de cada célula. Normalmente, las células del cuerpo se renuevan mediante un proceso específico llamado crecimiento celular: las células nuevas y sanas ocupan el lugar de las células viejas que mueren. Pero con el paso del tiempo, las mutaciones pueden «activar» ciertos genes y «desactivar» otros en una célula.

“Las consultas por sospechas de cáncer de mamas se han visto incrementadas, a octubre tenemos alrededor de 200 pacientes ya confirmadas con esta enfermedad, lo que se contrapone con otros años que sólo alcanzaban a alrededor de 100 personas”, explicó la enfermera coordinadora de Patología Mamaria del Hospital Regional, Paula González.

El equipo de Patología Mamaria del Hospital está compuesto por 4 cirujanos, 2 cirujanos plásticos, 1 radio oncólogo y una enfermera coordinadora. “Como equipo continúa la enfermera, ha sido todo un reto el incremento de pacientes que deben ser controladas y a su vez entregarles su tratamiento; a pesar de la mayor tecnología con que se cuenta, esta enfermedad debería ser detectada más tempranamente, pero no ha ocurrido así y la incidencia de casos lamentablemente ha aumentado”, dijo la enfermera.

El Hospital rancagüino es el único en la región que cuenta con especialistas en patología mamaria, todos los consultorios y hospitales derivan a este centro de salud los casos para ser evaluados y confirmados para que puedan recibir el tratamiento correspondiente.

Además, manifestó la coordinadora, “las pacientes que han sido vasectomizadas (que han perdido su mama), por el tratamiento de su enfermedad, se le brinda la posibilidad de reconstruir la mama o mamas afectadas por medio de un equipo de cirujanos con que cuenta patología mamaria”.

Las principales recomendaciones ante esta desafiante enfermedad, son al inicio de la edad fértil de una mujer se debe realizar el auto examen de mamas para aprender la forma y tamaño de sus mamas, más tarde exámenes complementarios que son la mamografía después de los 40 años, en caso de algún antecedente, como familiares directos o patologías preexistentes de cáncer de mamas se recomienda hacerlo después de los 30 años. El Ministerio de Salud recomienda una mamografía cada 2 años después de los 55 años.