Francisco proclamó también la santidad del papa Pablo VI, promotor del Concilio Vaticano II que actualizó la Iglesia Católica.

(Euronews).- Quien ha empezado a ser llamado popularmente San Romero de América fue una voz enérgica contra la pobreza en El Salvador, contra los asesinatos de los escuadrones de la muerte y la tortura ejercida por un gobierno militar de extrema derecha que organizó su asesinato a tiros en 1980 mientras decía misa.

Romero se convirtió en una figura de paz para los que buscaban justicia en El Salvador y en toda América. Sus asesinos están huídos, como testigos protegidos en Estados Unidos o simplemente desaparecidos.

El juez que lleva la causa desde hace un año no ha cursado ninguna diligencia con el pretexto de que el proceso de canonización estaba en marcha en Roma.

También ha sido canonizada la religiosa española Nazaria Ignacia March Mesa, fundadora de la Congregación de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia. Desarrolló lamayor parte de su labor en Bolivia.