Venezuela tilda de “expresiones destempladas” reacción de Chile, Colombia y México por acusación sobre presunto atentado

79

Luego de que el Gobierno venezolano asegurara que funcionarios diplomáticos habrían estado involucrados en el supuesto ataque al Presidente Nicolás Maduro, los tres países catalogaron dichas palabras de “calumnias” y “acusaciones infundadas”.

El Gobierno de Venezuela tildó de “huida hacia adelante” y de “expresiones destempladas” las respuestas emitidas por Chile, México y Colombia a las acusaciones que el Ejecutivo de Nicolás Maduro realizó contra funcionarios diplomáticos de los tres países este domingo.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, informó el domingo que uno de los detenidos por el presunto ataque explosivo dirigido al Presidente venezolano el 4 de agosto, habría asegurado a la policía que el plan contemplaba que un funcionario de la embajada chilena lo ayudaría a trasladarse a Colombia con la mediación de personal de las sedes diplomáticas de ese país y de México. Tras ello, los tres países señalados reaccionaron negando cualquier relación con el suceso y denunciaron que eran víctimas de “acusaciones infundadas”.

“Instamos al Gobierno de Venezuela a actuar con responsabilidad y cordura y a retirar sus calumniosas insinuaciones (…) El Gobierno venezolano carece de integridad moral para levantar calumnias en contra de Chile”, afirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno.

Ante esto, el Ejecutivo venezolano emitió hoy un comunicado, en el que afirma que la “reacción de negación a priori observada por los Gobiernos de Colombia, Chile y México pareciera más bien una huida hacia adelante, cuyo análisis elemental lleva a prefigurar total desinterés hacia cualquier investigación objetiva con el propósito de ocultar vínculos y responsabilidades”.

Según Caracas, “los testimonios presentados por el ministro Jorge Rodríguez son resultado de una rigurosa investigación”, por lo que el gobierno venezolano esperaba una “coherente y transparente colaboración internacional de dichos países” para avanzar en las indagaciones.

“Llama la atención el tono y argumentos empleados (…) que en lugar de aclarar las circunstancias (…) tienden por el contrario a victimizarse y a responder con expresiones destempladas, fuera de toda mesura diplomática”, aseveró.

Por último, el comunicado añade que este tipo de “reacciones apresuradas” sirven para que la “ultraderecha venezolana (…) se sienta aparada y protegida por gobiernos de la región para seguir transitando el camino de la violencia y muerte”.

El Ejecutivo chileno citó al embajador de Venezuela en Santiago para este lunes a primera hora en la Cancillería nacional para abordar las acusaciones de la Administración de Maduro.