Perú crea un Banco de Datos Genéticos para identificar a desaparecidos entre 1980 y 2000

180

Se estima que durante el periodo de violencia que azotó al país vecino desaparecieron unas 20.511 personas, por lo que esta medida permitirá contrastar los perfiles de los restos óseos recuperados con los de sus familiares.

El Comercio, GDA LIMA.- El Gobierno de Perú aprobó la creación de un Banco de Datos Genéticos con el objetivo de identificar a las miles de personas desaparecidas durante el período de violencia interna que golpeó al país entre 1980 y 2000.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MinjusDH) señaló que la decisión fue tomada por el Consejo de Ministros y representa «una esperanza para las víctimas del periodo de violencia», ya que contribuirá a la identificación de las personas desaparecidas.

El Banco de Datos Genéticos permitirá contrastar los perfiles de los restos óseos recuperados de las víctimas de la violencia con los perfiles de los deudos y familiares. El MinjusDH informó que, según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y Sitios de Entierro, durante el periodo de violencia desaparecieron en el país 20.511 personas.

El anuncio del nuevo sistema de identificación de desaparecidos fue hecho este miércoles por el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, durante la ceremonia de reconocimientos individuales y colectivos del Plan Integral de Reparaciones: «Tejiendo caminos de justicia e integración».

En esa ceremonia participaron 27 alcaldes de distritos y 85 representantes de comunidades beneficiarias de reparaciones colectivas, a quienes se les hizo un reconocimiento simbólico que también alcanzó a tres beneficiarios civiles, policiales y militares.

El MinjusDH indicó que las reparaciones económicas individuales son parte del reconocimiento que hace el Estado «de la dignidad vulnerada, y buscan compensar parcialmente las pérdidas y daños que jamás debieron ocurrir».

Precisó que, hasta el momento, se ha atendido a 85.000 víctimas civiles, policiales y militares, que constituyen el 96 % del total de víctimas de la violencia interna.

En cuanto a reparaciones colectivas, se ha atendido a 2.650 comunidades y 24 organizaciones de desplazados, con una financiación aproximada de 2.700 proyectos de infraestructura y desarrollo, por alrededor de 266 millones de soles (unos 83 millones de dólares).

El ministerio señaló que antes de fin de año atenderá a otras 190 comunidades, con una inversión de 19 millones de soles (5,9 millones de dólares).

Organizaciones civiles y familiares de las víctimas del conflicto interno que vivió Perú entre 1980 y 2000 conmemoraron este martes los 15 años de la entrega del informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CRV) con un homenaje a las mujeres defensoras de los derechos humanos.

El informe final de la CVR determinó que el conflicto dejó más de 69.000 muertos entre 1980 y 2000, la mayoría a manos de Sendero Luminoso, el grupo maoísta fundado por el profesor de filosofía Abimael Guzmán, quien cumple una condena de cadena perpetua.

Al respecto, el ex presidente de la CVR, Salomón Lerner, declaró la semana pasada a Efe que Perú falló en cultivar la memoria del conflicto interno, educar a las nuevas generaciones sobre este traumático episodio, reparar a las víctimas e integrar a los más desfavorecidos. Lerner lamentó que ni las conclusiones ni el relato del informe de la CVR se hayan insertado en los planes escolares, lo que hace que los niños no sepan quién es Guzmán, «un psicópata, una especie de ayatolá peruano que deliraba con ideas que contaminaban a los demás».