6 ocasiones en las que jamás deberías quedarte sin batería

65

Salir de la casa y ver el celular con poca carga es algo que, sin duda, pone nervioso a cualquiera. Es que apenas cruzas la puerta sientes que tienes los minutos contados, que todo lo que hagas en el equipo debe ser estrictamente necesario, de lo contrario, corres el riesgo de quedar desconectado del mundo.

Este escenario no es algo gracioso, muy por el contrario, puede traer más de un problema si te ocurre en un mal momento.

Para resolver esto, los smartphones han incorporado baterías de larga duración, como la del recién lanzado Galaxy Note 9, que promete durar 24 horas. Pero, ¿por qué es tan crítico llegar al final del día con batería? Aquí te contamos 6 situaciones que, de seguro, arruinarán tu día si es que te quedas sin carga.

1-    Cuando subes la foto equivocada a tu red social favorita

Hoy en día se ha vuelto común actualizar las redes sociales de forma frecuente, y obviamente al hacerlo todos optan por subir una foto que los haga lucir más atractivos. Sabemos que la elección perfecta puede tomar varios minutos, pero un gran error sería publicar la imagen equivocada, esa donde apareces sonriendo como si alguien te estuviera matando. Ahora bien, hay algo que definitivamente es peor que este descuido: quedarse sin batería para poder enmendar el error.

2-    Despertarse y descubrir que tu celular se descargó… ¡y la alarma nunca sonó!

Te despiertas en la mañana tranquilo, sin sueño, sin apuros ni preocupaciones. Te sorprendes porque afuera está más iluminado de lo normal para la hora en que comúnmente te levantas. Estiras la mano nervioso para alcanzar tu celular y te das cuenta que está apagado.

Recuerdas que te quedaba 20% de batería y seguramente tu poco confiable teléfono se descargó durante la noche. Buscas con la mirada ese antiguo reloj analógico que te confirma lo peor: son las 11 de la mañana.

3-    Cuando estás atrasado y te pierdes buscando una dirección

Actualmente no es necesario que estaciones tu auto y te bajes para preguntar por una dirección. Simplemente descarga las aplicaciones de tráfico o utiliza tu GPS para ingresar los datos exactos, ¡y listo! En un par de segundos tendrás las mejores rutas para llegar a tu destino.

Sin embargo, si no cuentas con un buen equipo es probable que te quedes sin batería en el momento menos pensado debido al gran consumo de batería de estas aplicaciones y no alcances ni a llegar a tu destino.

4-    Tu cantante favorito se acerca al público y no tienes batería para tomarte una foto con él

Estás en el mejor concierto de la vida, con la adrenalina a full y la garganta adolorida de tanto cantar a todo pulmón. Durante el coro, tu artista favorito baja a saludar al público y se pone a cantar muy cerca de tu ubicación.

En medio de lágrimas de alegría, tomas tu teléfono para inmortalizar este gran momento, solo para descubrir que te queda apenas un 1% de batería. Rápidamente abres la cámara e intentas tomar una foto, pero antes de hacer clic ves cómo la pantalla se va a negro, junto con el mejor recuerdo de tu vida. Todo por un celular con mal rendimiento.

5-    Cuando te pierdes de tus amigos y no tienes cómo llamarlos

Se acercan las Fiestas Patrias y es probable que salgas a disfrutar de tus días libres a una de las tantas fondas del país. Recintos grandes que tienen sus servicios separados uno de otro, por lo que por algunos minutos tendrás que separarte de tus amigos, mientras algunos van a comprar un anticucho, otros choripán y tú prefieras ir al baño.

El problema es cuando después de unos minutos de espera, te das cuenta que perdiste al resto del grupo. Si tienes tu celular con batería la solución es simple: les envías un mensaje y te reúnes con ellos a los pocos minutos. Pero si tu teléfono no dura con carga todo el día, entonces prepárate para perderte y quedar incomunicado en medio de la fonda.

6-    Vas ganando la discusión, tu oponente está a punto de rendirse y… ¡te quedas sin batería!

Si ya es complicado mantener una conversación a distancia, discutir con alguien es realmente difícil. Cada segundo es valioso para poder expresar sus puntos de vista, por eso el dicho “quien pestañea pierde” aquí cobra mucho sentido.

Si estás en medio de una discusión, ¡es primordial contar con un teléfono a toda prueba! Que no se pegue, que sea cómodo para responder, y lo más importante, que sea capaz de resistir hasta 24 horas de batería, como el nuevo Galaxy Note9 de Samsung.