Unidad de alimentación se capacita para entregar un mejor servicio

54

Con el objetivo de mejorar la calidad, el componente nutricional, la presentación y el sabor en la elaboración de los alimentos que se entregan a los distintos tipos de usuarios del Hospital de Santa Cruz, se realizó en el área de alimentación el curso “Implementación y mejora de nuevas técnicas culinarias y manipulación de alimentos”.

Una de las asistentes a este curso, que duró cinco días, fue la nutricionista jefa del Servicio de Alimentación y Nutrición, Irene González, quien indicó que “este curso es teórico-práctico, pero más del 60 por ciento es práctico, trabajamos con un chef principalmente lo que tiene que ver con la manipulación de alimentos y la higiene. Ha sido un curso motivador y entretenido, los funcionarios están muy interesados”.

Asimismo, la jefatura destacó la importancia de esta capacitación para la comunidad. “Respecto a los beneficios que entrega este curso, por parte de los funcionarios es que estarán más capacitados y motivados para hacer su trabajo y por el aspecto de nuestros usuarios la idea es mejorar la calidad de los productos entregados, además de mejorar también la calidad nutricional y el sabor de los alimentos”.

La auxiliar de alimentación del Hospital Santa Cruz, Carmen Alarcón, manifestó estar muy feliz de ser parte del curso e indicó que “ha sido muy entretenido, muy bueno, porque se van enseñando técnicas nuevas, reforzando otras cosas, la verdad es que está muy entretenido y nos sirve para dar una mejor atención al paciente, preparar diferentes comidas en diferentes formas”.

En total, la capacitación fue impartida a 18 funcionarios ya queademás del Hospital de Santa Cruz, asistieron funcionarios de los hospitales de Marchigue, Pichilemu y San Fernando. La nutricionista jefade este último establecimiento, Ximena Gaete, también fue parte de esta capacitación y entregó una visión muy positiva de su experiencia, indicando que “me parece importante para nosotros el poder variar la forma de entregar la minuta, especialmente del régimen liviano, porque si tenemos mayor ingesta es un mejor aporte para los pacientes, por eso considero que este curso se debería replicar, por su calidad y porque nos permite manejar nuevas ideas para nuestros hospitales”.

Respecto a lo anterior, el director (s) del Servicio de Salud O’Higgins, Claudio Castillo, valoró la iniciativa, comentando que “destacamos cuando un recinto hospitalario va más allá de entregar calidad en su atención, sino que se preocupa de todos los frentes, y uno de ellos es justamente la alimentación. Sin duda es una excelente idea que esperamos se replique en otros hospitales de nuestra red”.